Descuentos en Restaurantes

Mar de Viña - Providencia

Una real alternativa gastronómica donde usted tiene la oportunidad de degustar por un único precio una deliciosa variedad de pescados y mariscos, un diverso y completo salad bar, exquisitas pastas rellenas tales como panzotti, lasagna y ravioles, arroz a la valenciana y carnes a la espada, bajo la modalidad de tenedor libre.

Toda una variedad de sabores de nuestro mar y nuestra tierra a su disposición un solo lugar, preparado por manos expertas y con gran entusiasmo para satisfacer su exigente paladar.

Large_buffe1 Large_mar-de-vi_a2 Large_mar-de-vi_a3 Large_mar-de-vi_a4

Datos


COMENTARIOS User_comment     Agregar Comentario

Mostrando (7) Comentarios

  •  
    ClaudioFlores23 de marzo de 2014 2:15

    "ROBAN EN ESTE LOCAL ROBAN" COMPROBADO EN SUS PROPIAS CÁMARAS. Y NO SE HACEN RESPONSABLES Y ADEMÁS DUDARAN, TE COMPLICARAN HASTA QUE TE CANSES Y TE VAYAS. Así es Señores en este local roban, Domingo 16 fuimos a comer 5 personas y en un momento de descuido mis lentes desaparecen de sobre la mesa, al reclamar , el encargado primero duda y segundo duda. Solicito revisen las cámaras. donde queda demostrado el robo. Responde que es un cliente que había visto y que le pareció sospechoso. Por lo que no es su responsabilidad y no se hace cargo. Nota toda la conversación mantenida en un tono desagradable y desafiante y sin ningún ánimo de solucionar absolutamente nada.

  •  
    richie20 de enero de 2013 9:32

    Muy mala la atención, había que rogarle a los garzones para que nos sirvieran ms comida y de mariscos muy poco

  •  
    kmercadov17 de mayo de 2012 9:32

    Pésima la atención considerando que era dia jueves y con un valor adicional al salad bar, poca variedad y congelados, despues de 2 hrs, nos trajeron las carnes calientes donde se promociona carne a la espada siendo ésta carne de corazón de vacuno, con gusto a panita y crudas, no vale la pena ganar 8500 por comer lechugas, la atención del garzón lenta y sin respuesta a los reclamos y el encargado de local sugiere propina con una oferta engañosa

  •  
    prettybernie2 de noviembre de 2011 11:22

    ME INTOXIQUE, PÉSIMO!!
    Este fin de semana largo fuimos recomendados por una amiga a un tenedor libre llamado "Mar de Viña", está en Infante cerca de Bilbao. Miramos por internet ubicación y los platos que tenían disponible.
    Cuando llegamos ya NO nos pareció lo que esperábamos, en todo el restaurant sólo estaba ocupada una mesa, todo el resto vacío??
    El buffet de platos fríos era bastante pobre, un par de ensaladas nada espectacular, unos huevos duros partidos a la mitad, otras alcachofas presentadas de la misma forma, un par de papas con mayonesa, pero la verdad es que yo iba por los mariscos. Había unos cebiches que la verdad comimos sólo porque ya estábamos ahí y la verdad es que debía justificar la inversión. NADA APARECIÓ DE LAS FOTOS PUBLICADAS EN SU SITIO WEB, NO habían calamares, ostiones, jaibas, ni nada que ustedes crean que recuperaran su dinero, las bandejas exhibidas sólo tenían un par de pescados nada apetitosos en presentación de cebiches y un par de choritos, nada distinto a abrir una lata en tu casa.
    Mi peor error fue comer 3 picorocos que sepa Dios cuantos DIAS llevaban ahí preparados.
    Nos ofrecieron una entrada caliente, un pequeño pastel de jaiba que tenía sabor a miga de pan, que sólo comí dos cucharadas. Una empanada frita que mi marido sólo le dio un mordisco!!!
    Nos ofrecieron más tarde carnes a la espada, no se imaginen “carne a la espada”, era una especie de bistec de pana (con suerte) retostada tras haber estado quien sabe cuanto en un brasero. No les quedaba pollo y el cerdo no nos tincó, puaj, un asco!
    Al parecer se dieron cuenta de que no nos gustaba la comida y nos ofrecieron pescado a la plancha. A mi me ofrecieron salsa margarita y luego el garzón se acercó a decirme que no quedaban camarones.. plop!! Otra vez trajeron algo nada apetecible, lo probamos y quedó ahí.
    Pedimos la cuenta y nos fuimos decepcionados del PEOR LUGAR EN EL QUE HAYA COMIDO JAMÁS.
    Pero lo peor empezó a las tres de la mañana, vómitos, mareos, dolor de cabeza, intoxicación (al parecer con los picorocos que es lo único distinto que comí yo de mi marido, aunque el también se sintió con el estómago pesado). Terminó en lavado intestinal, suero a la vena, sales orales hidratantes y la peor sensación del mundo.
    Si quieren hacer un favor, pasen el dato, JAMÁS LLEVEN AHÍ NI A SUS ENEMIGOS!!

  •  
    prettybernie2 de noviembre de 2011 11:20

    Este fin de semana largo fuimos recomendados por una amiga a un tenedor libre llamado "Mar de Viña", está en Infante cerca de Bilbao. Miramos por internet ubicación y los platos que tenían disponible.
    Cuando llegamos ya NO nos pareció lo que esperábamos, en todo el restaurant sólo estaba ocupada una mesa, todo el resto vacío??
    El buffet de platos fríos era bastante pobre, un par de ensaladas nada espectacular, unos huevos duros partidos a la mitad, otras alcachofas presentadas de la misma forma, un par de papas con mayonesa, pero la verdad es que yo iba por los mariscos. Había unos cebiches que la verdad comimos sólo porque ya estábamos ahí y la verdad es que debía justificar la inversión. NADA APARECIÓ DE LAS FOTOS PUBLICADAS EN SU SITIO WEB, NO habían calamares, ostiones, jaibas, ni nada que ustedes crean que recuperaran su dinero, las bandejas exhibidas sólo tenían un par de pescados nada apetitosos en presentación de cebiches y un par de choritos, nada distinto a abrir una lata en tu casa.
    Mi peor error fue comer 3 picorocos que sepa Dios cuantos DIAS llevaban ahí preparados.
    Nos ofrecieron una entrada caliente, un pequeño pastel de jaiba que tenía sabor a miga de pan, que sólo comí dos cucharadas. Una empanada frita que mi marido sólo le dio un mordisco!!!
    Nos ofrecieron más tarde carnes a la espada, no se imaginen “carne a la espada”, era una especie de bistec de pana (con suerte) retostada tras haber estado quien sabe cuanto en un brasero. No les quedaba pollo y el cerdo no nos tincó, puaj, un asco!
    Al parecer se dieron cuenta de que no nos gustaba la comida y nos ofrecieron pescado a la plancha. A mi me ofrecieron salsa margarita y luego el garzón se acercó a decirme que no quedaban camarones.. plop!! Otra vez trajeron algo nada apetecible, lo probamos y quedó ahí.
    Pedimos la cuenta y nos fuimos decepcionados del PEOR LUGAR EN EL QUE HAYA COMIDO JAMÁS.
    Pero lo peor empezó a las tres de la mañana, vómitos, mareos, dolor de cabeza, intoxicación (al parecer con los picorocos que es lo único distinto que comí yo de mi marido, aunque el también se sintió con el estómago pesado). Terminó en lavado intestinal, suero a la vena, sales orales hidratantes y la peor sensación del mundo.
    Si quieren hacer un favor, pasen el dato, JAMÁS LLEVEN AHÍ NI A SUS ENEMIGOS!!