Descuentos en Restaurantes

Avatar_lecutton
Le Cutton

El Restobar Le Cutton es todo un referente para lo que gustan de comer o tomar un trago en un lugar cálido.

Este local se ubica cerca de los faldeos de la cordillera y aún mantiene resabios de campo, rodeado de vegetación y árboles frutales.

Construido y diseñado por los dueños originales, la ornamentación interior tiene materiales reciclados, antigüedades y cierto tratamiento escenográfico en la ambientación. De noche, el lugar se presenta con una iluminación acogedora y con un aire algo bohemio.

El local tiene tres niveles distintos: el segundo piso y el sector de comedor son las áreas más acogedoras y tranquilas, y el tercer sector, en un nivel más bajo, está habilitado para bailar los fines de semana.

Se presentan obras de teatro, tocatas y exposiciones de pintura o escultura.

Respecto de la comida, se pueden degustar entradas como Ostiones Gratinados, Machas a la Parmesana, Carpaccio de filete.

Datos


COMENTARIOS User_comment     Agregar Comentario

Mostrando (2) Comentarios

  •  
    carocu2 de enero de 2015 3:57

    Estimados.
    El viernes pasado acudimos con mi esposo a beber un trago a su exquisito local, siempre nos ha gustado y cada cierto tiempo vamos. De hecho podría agregar que nos conocimos ahí.
    Sin embargo ese dia nos atendio un mesero que desde el primer momento nos parecio que estaba molesto o al menos contrariado. Pedimos una caipiriña y un tequila blue (casi molesto me corrigió: MARGARITA BLUE!!!!). Nos trajo una caipiriña que era casi puro hielo, habiéndole pedido que fuera cargada. No quisimos reclamar, pedimos luego un pisco sour peruano, lo mismo de nuevo.
    Posterior a eso pedimos un postre que consta de un mix de frutas de la estación con fondeu de chocolate. El postre traia manzana, platano y naranja, y 2 cubitos de melón...
    Luego le pedi a mi esposo que se sentara a mi lado para apreciar la pantalla gigante del otro ambiente del local. A los 15 min el mesero antes mencionado le exigió a mi esposo que se parara y quitara la silla para que el pudiese pasar por ahí. Había espacio de sobra y además podía transitar por el otro lado cercano a la barra para acceder a la mesa que él quería. Le pedimos entonces la cuenta para irnos, no la trajo. Al ver que nos pusimos de pie y que yo me acerqué a pedirle ayuda a otro mesero muy amable, él se apresuró para encararme. Queríamos pasar un momento grato para celebrar nuestro aniversario. No estaba dispuesta a tener un altercado con una persona de la cual no conozco siquiera su nombre.
    No sé si volveremos a ir o si volveré a recomendar su local. Claro es, que se perdió el norte. Ya ni siquiera la carta es la misma, el barman, la persona que prepara los alimentos, ni menos su mesero enojado.
    Atentamente

  •  
    auditor4528 de enero de 2012 6:41

    muy bueno, ambiente grato, estacionamiento privado (gran ventaja), una tabla, hummm, debe probarla son muy buenas, y los tragos, son verdaderamente orginales, si pides un jack daniels, te traen un jack, lo recomiendo